Ventajas y riesgos del celular: uso del teléfono entre adolescentes

0

La inmensa mayoría de los chicos y chicas de entre 12 y 17 años tienen celular, exactamente el 78% de ellos en Estados Unidos. Y muchos padres de estos adolescentes están preocupados por el uso que sus hijos hacen del teléfono.

Es cierto que el celular tiene riesgos pero también lo es que se trata de una herramienta que puede dar más seguridad a los adolescentes. Para minimizar los primeros y potenciar la segunda, existen una serie de consejos muy útiles que los padres pueden seguir.

Ni bueno ni malo

Lo primero que hay que tener claro sobre el celular es que se trata de un aparato, y como todos ellos no es ni bueno ni malo. Todo depende del uso que se haga de él. Hay padres que claman contra ellos y contra la idea de que sus hijos, incluso antes de la adolescencia, cuenten con uno y hay otros que se lo ofrecen a sus hijos desde que están en la infancia.

Indiscutiblemente la idea de proporcionar o no celular a los hijos es una decisión que deben tomar los padres pero es aconsejable que antes de hacerlo tengan en cuenta algunas cosas:

  1. Grado de madurez del adolescente. Esa es la clave. Si el chico o la chica son maduros, su utilización del celular será más segura porque sabrán entender mejor los riesgos.
  2. Grado de responsabilidad del adolescente. Los adolescentes responsables harán una utilización mucho más segura del celular que aquellos que no lo son.
  3. Tipo de vida del adolescente. Hay adolescentes que salen poco o que realizan actividades que no los alejan demasiado de su ámbito y otros cuya vida es justo al contrario. Para los segundos la posesión de un celular puede ser un elemento de tranquilidad para sus padres ya que siempre podrán comunicarse con su hijo y este con ellos.

Cuáles son los principales riesgos:

Es muy importante que cuando unos padres proporcionan a sus hijos adolescentes un teléfono celular hablen muy claro con él o ella de los riesgos del mal uso. Que les expliquen con toda claridad cuáles son esos riesgos y cómo evitarlos.

  • Celular y automóvil. La utilización del teléfono celular entre los adolescentes mientras manejan es causa más frecuente de accidentes que el consumo de alcohol. Enviar mensajes de texto, mirar algo en internet o hablar por el celular aumenta de forma alarmante el riesgo de accidente. Por eso es imprescindible que los padres hablen de manera muy seria con sus hijos sobre este asunto para que estos no corran ese riesgo.
  • Bullying. Los celulares se están empleando cada vez más por los acosadores en las escuelas para atemorizar a sus víctimas. También es importante que los chicos y chicas entiendan que no pueden utilizar su teléfono para difundir mensajes que puedan herir o asustar a alguien y que deben denunciar un comportamiento así de otros si tienen noticia de él. Además, un indicador de que nuestro hijo puede estar siendo acosado es que, de pronto, deje de utilizar su celular. Si eso ocurre, haremos bien en indagar qué está pasando en su vida.
  • Sexting. El sexting que es el envío de mensajes o fotos de contenido sexual, también se ha convertido en un problema entre los adolescentes. Nuestros hijos tienen que entender perfectamente que no deben enviar mensajes, videos o fotos suyas de contenido íntimo a nadie, ni siquiera a sus amigos porque si lo hacen corren el riesgo de que se hagan públicas lo que podría ocasionarles mucho daño. Y tampoco deben enviar o reenviar ese tipo de mensajes cuando son de otros adolescentes. Incluso podría constituir un delito de pornografía infantil.
  • Cuentas astronómicas. Otro de los problemas normalmente asociados al uso del celular por los adolescentes son las facturas abultadas que les llegan a sus padres. También en este capítulo los adolescentes deben entender que solo podrán gastar aquella cantidad de dinero que sus padres hayan estipulado.

 

Cómo asegurarse de que lo usan de forma segura

Lo más importante es que hablen con sus hijos de forma muy clara y les expliquen todos estos riesgos. E igual de importante es llegar a acuerdos. También es una buena idea que los chicos y chicas sepan que seguirán usando el celular si cumplen las normas establecidas por sus padres. Algunas de esas normas deberían ser obligatorias en todos los casos:

  1. Responder siempre cuando les llaman sus padres. La primera norma es que deben contestar siempre, o devolver la llamada en cuanto puedan, cuando sus padres los telefoneen.
  2. No usar el celular mientras manejan. Estará totalmente prohibido utilizar su celular mientras manejan, no solo es muy peligroso sino que en la mayoría de los países es ilegal.
  3. Jamás acosar a nadie a través de su celular. Igual de importantes son que no pueden utilizar el celular para acosar a otros niños.
  4. No enviar contenido sexual. También deben tener muy claro que tienen prohibido enviar imágenes o textos sexualmente explícitos ni de ellos mismos ni de otros.
  5. No comunicarse con desconocidos. Ni por medio de texto, ni con llamadas, ni de ninguna otra forma. Para evitar esto, deben tener muy claro a quién tienen permitido tener entre sus contactos.
  6. Otras normas: a qué lugares de internet pueden acceder y a cuales no; si tienen horario para tener el celular encendido, si pueden hacer compras con él, si hay lugares en los que no pueden utilizar el teléfono, etc… dependerán en cada caso del tipo de educación que los padres quieran darles a sus hijos.

 

FUENTE: http://adolescentes.about.com 

Compartir.

Comentarios no disponibles.