Los materiales didácticos digitales en la era del aprendizaje social

0

En la formación online, los docentes y capacitadores enfrentamos el proceso de diseño de materiales didácticos digitales enfocados en el qué, para qué y cómo comunicaremos el tema a enseñar para que nuestros estudiantes alcancen el objetivo de aprender de modo constructivo.

Lo primero que debe quedar claro es el objetivo: qué queremos enseñar y qué esperamos que aprendan; sin perder de vista una aproximación a la temática que les resulte atractiva para su perfil de usuario.  

En la era de las TIC, los estudiantes suelen ser muy visuales, con períodos cortos de atención más ligados a la forma de comunicar que al objeto de la comunicación en sí. Esto constituye un desafío ya que debemos lograr que todos los recursos empleados en el diseño didáctico, gráfico y funcional del material digital les permita a los estudiantes enfocarse en el contenido que se les presenta. 

Por eso, una de las claves constituye la aplicación del sentido común y la simplicidad. “Menos es más.” Es necesario, entonces, evitar sobrecargas que generen dispersión y pérdida de atención.

Hoy, con estudiantes que tienen experiencia en el uso de recursos y aplicaciones tecnológicas, suele ser alto el grado de exigencia en cuestiones de usabilidad o navegabilidad del material.

Por eso, debemos estar muy atentos a todos los detalles al diseñar, asegurando la aplicación de audios breves y claros, carga rápida de imágenes y videos, así como una navegación intuitiva y fluida para evitar que el estudiante pierda motivación y, finalmente, su interés.

Es fundamental, entonces, que seamos capaces de seleccionar en cada caso la herramienta tecnológica adecuada y que realicemos todas las comprobaciones previas a la publicación del material para evitar posibles dificultades.

Otra característica de nuestro tiempo es que el aprendizaje se ha vuelto social.  Se aprende en forma continua, en plataformas sociales que crean comunidad donde se comparten materiales y se interactúa con pares y con expertos. Los docentes y capacitadores del siglo XXI somos parte de esta tendencia al compartir nuestros materiales en estos espacios que favorecen el aprendizaje con el otro.

El trabajo sinérgico en estos ámbitos de colaboración con los estudiantes u otros colegas resulta fascinante. La socialización genera interacciones ricas y valiosas que propician la pasión por el descubrimiento y la puesta en práctica de aprendizajes.

En definitiva, para obtener los resultados que deseamos, debemos poner a prueba toda nuestra creatividad para enseñar de manera innovadora, diferente. Los materiales digitales constituyen un apoyo didáctico que desafía a los estudiantes, despierta su curiosidad y los anima a utilizar eficientemente la información, a observar, descubrir, clasificar, jerarquizar y crear por sí mismos.

En la siguiente infografía compartimos algunos hábitos recomendados para el docente o capacitador que diseña materiales didácticos digitales con el fin de despertar el interés y motivar el aprendizaje:

Diseño de materiales digitales

Nuestra misión como docentes y capacitadores estará cumplida cuando logremos que los estudiantes se apropien de los conceptos, habilidades y actitudes a través del material trabajado en el ambiente social y se sientan inspirados a continuar aprendiendo.

Las formas pueden ser distintas pero el secreto sigue siendo el mismo: la propuesta tendrá éxito en la medida que sea capaz de recrear experiencias que resulten asequibles y con las que los estudiantes puedan sentirse identificados.

Fuente: http://www.net-learning.com.ar/

Compartir.

Comentarios no disponibles.